'Fórmula Sin Microplásticos'

Fórmula Sin Microplásticos

El plástico está presente en nuestro día a día. Ataca al medio ambiente de muchas maneras; principalmente, contamina nuestras aguas y océanos. Hasta las partículas de plástico más diminutas, presentes en productos cosméticos, higiene, detergencia y limpieza, contribuyen al impacto medioambiental como uno de los tantísimos emisores. Por este motivo, Lidl ha establecido el objetivo de eliminar estas pequeñas partículas de plástico, también conocidas como microplásticos, de sus fórmulas:  la mayoría de productos de la gama de cosméticos, detergencia y limpieza serán libres de microplásticos para finales de 2021.

Con el objetivo de que los clientes puedan identificar a primera vista aquellos artículos libres de estos componentes, Lidl ha creado el sello 'Fórmula Sin Microplásticos'.

La compañía lleva trabajando a fondo el problema de los microplásticos desde 2015, como parte de su compromiso de reducir el plástico allí donde no aporta valor. Lidl trabaja mano a mano con sus proveedores con el objetivo de no utilizar microplásticos primarios sólidos de tipo A en la fórmula de los productos de su propia marca. No se utilizan partículas sólidas de plástico con efecto de abrasión que sean de un tamaño inferior a cinco milímetros; ni cualquier otro tipo de polímeros sintéticos no biodegradables que sean sólidos, dispersos en gel, disueltos o líquidos. Además de reducir los microplásticos primarios, Lidl también trata de encontrar sustitutos con las mismas propiedades para todos los productos afectados.

Mediante este desarrollo, Lidl no solo cumplirá con las expectativas del cliente, sino que además contribuirá a proteger el medio ambiente de la contaminación por microplásticos.

Nuestra definición de microplásticos

Por ahora no existe una definición concreta de qué son los microplásticos, de modo que el grupo Schwarz, al que pertenecen Lidl y Kaufland, ha establecido su propia definición: En Lidl entendemos los microplásticos como partículas plásticas sólidas que se reconocen visiblemente, son de un tamaño inferior a cinco milímetros, tienen efecto de abrasión y no son solubles en agua. En un futuro, a los proveedores de Lidl se les exigirá cumplir con los requisitos sobre microplásticos.

A día de hoy, se tienen en cuenta los siguientes tipos de plásticos:

Poliamida (PA); Polietileno (PE); Teleftarato de polietileno (PET); Poliéster (PES); Poliimida (PI); Polipropileno (PP); Poliuretano (PUR)

En los productos de la propia marca de Lidl también se incluyen otros polímeros sintéticos no biodegradables que sean sólidos, dispersos, en gel, disueltos o líquidos. En la declaración de posición sobre los microplásticos se puede encontras información más detallada sobre estos plásticos.

Todos los productos de Lidl se fabrican bajo los más elevados estándares con respecto a la seguridad del producto.

Los dos tipos de microplásticos

Microplásticos primarios

Microplásticos primarios

Los microplásticos primarios son partículas de tamaño inferior a cinco milímetros. Existen dos tipos:

Tipo A: Estas partículas de plástico se añaden de manera deliberada en la producción de productos cosméticos y de higiene tales como pastas de dientes, geles de ducha o exfoliantes con el fin de alcanzar ciertas propiedades de dichos productos

Tipo B: Los microplásticos de este tipo surgen en la fase de utilización de productos plásticos, como cuando se desgastan las ruedas o cuando se lavan las fibras sintéticas.

Microplásticos secundarios

Microplásticos secundarios

Los microplásticos secundarios surgen de la decomposición de componentes plásticos de mayor tamaño en la naturaleza. El plástico se erosiona debido a la influencia de la radiación solar, la lluvia, el viento y los movimientos ondulatorios, y se acaba desintegrando en partículas cada vez más y más pequeñas.

Más sobre los microplásticos

¿Por qué se utiliza el plástico en productos cosméticos y de higiene?
Los microplásticos tienen una gran variedad de funciones en los productos cosméticos y de higiene. Por ejemplo, un champú con microplásticos hace que sea más fácil cepillar el cabello. Además, facilitan la absorción en cremas y lociones, y mejoran la resistencia al agua en productos de protección solar. Los microplásticos también sirven para dar opacidad y, con ello, una apariencia de mayor cremosidad a los jabones.

¿Cómo evitar los microplásticos?
En lugar de utilizar microplásticos, Lidl se centra en alternativas más respetuosas con el medio ambiente: por ejemplo, los microplásticos sólidos a base de polietileno (PE) y prolipropileno (PP) se han reemplazado por partículas de piedra pómez (perlita) en los exfoliantes de ducha, o por partículas de bambú (polvo de Bambusa Arudinacea) en exfoliantes de baño.

Para continuar reemplazando los microplásticos en el futuro, vamos a testar y evaluar sustancias alternativas codo con codo con nuestros proveedores para tener en cuenta factores como la seguridad del producto, la compatibilidad medioambiental, la eficacia y la utilidad tecnológica.

Desafíos de los microplásticos en el medio ambiente
Los microplásticos, que no son biodegradables, pueden ser ingeridos por organismos vivos del océano y, así, pasar a formar parte de la cadena alimenticia del ser humano. Actualmente existen varios estudios científicos que investigan hasta qué punto suponen estas partículas de plástico un peligro para el ser humano y para los animales.

Lo que está claro es que el plástico no pertenece al medio ambiente; por eso, Lidl se ha comprometido a reducir las emisiones de plástico como parte de su estrategia REset Plastic.

Clasificación en nuestra estrategia REset Plastic

REset Plastic

El problema de los microplásticos forma parte de nuestra estrategia REset Plastic.

Con la estrategia REset Plastic, el grupo Schwarz ha establecido el objetivo de reducir el uso de plástico y garantizar la reciclabilidad de todos sus productos hasta 2025.

En este sentido, Lidl trabaja estrechamente con sus proveedores en el área de actuación de rediseño (REdesign)  de la estrategia REset Plastic para optimizar los envases de su surtido. Como ejemplo de ello, tenemos la reducción de microplásticos en productos de la propia marca dentro del sector cosmético, higiene, detergencia y limpieza.
¿El objetivo? Utilizar alternativas más sostenibles en lugar de microplásticos.

 

La estrategia holística e internacional REset Plastic se divide en los cinco siguientes ámbitos de actuación:
REduce - Reducir
REdesign - Rediseñar
REcycle - Reciclar
REmove - Eliminar
REsearch - Innovar

Puedes encontrar más información en www.reset-plastic.com.