Declaración de principios para el respeto de los derechos humanos

Declaración de principios para el respeto de los derechos humanos

Millones de personas trabajan diariamente en todo el mundo en la producción de bienes y productos de alimentación que se venden en las estanterías de numerosos supermercados como Lidl.

Además de las instituciones públicas, las empresas también son responsables de procurar el respeto de los derechos humanos en toda su cadena de valor, y garantizar este respeto en sus relaciones empresariales directas. Por ello, en Lidl, junto con nuestros colaboradores, defendemos el respeto de los derechos humanos a lo largo de toda nuestra cadena de valor.

Es nuestra responsabilidad como empresa, respetar y proteger los derechos fundamentales de las personas. Para lograrlo, nos guiamos por los principios de marcos internacionales vigentes como la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas o las normas laborales fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Creemos que la cooperación justa entre personas es la base de nuestro éxito comercial. Por eso, en Lidl la responsabilidad con las personas y la sociedad es una parte integral de nuestros principios empresariales que forman parte de nuestro ADN.

Como parte del Grupo Schwarz, Lidl España se compromete a la protección de los derechos humanos. Aquí se puede consultar la declaración de principios vigente para el conjunto del Grupo Schwarz.