Lean & Green

Lean & Green

Lidl es una empresa de referencia en la reducción de las emisiones de CO2. Gracias a su compromiso con la sostenibilidad y su estrategia de logística sostenible, ha reducido en un 30% su huella de carbono en los últimos tres años, lo que le ha valido la entrega de su segunda estrella Lean&Green. Se trata de una iniciativa internacional que en España lidera AECOC y cuyo objetivo es precisamente promover la reducción de emisiones de efecto invernadero en los procesos logísticos mediante modelos de negocio eficientes y sostenibles.

En 2017, Lidl fue una de las impulsoras del proyecto en España y en 2018 se convirtió en una de las seis primeras empresas del país -ningún otro supermercado lo ha conseguido- en recibir la primera estrella Lean&Green al reducir en un 20% sus emisiones contaminantes durante el periodo 2016-2018.

Tras alcanzar este hito, Lidl ha seguido trabajando en la optimización de los procesos logísticos para minimizar su impacto medioambiental. Debido a las medidas implementadas, la compañía recibió en 2018 su segunda estrella Lean&Green, siendo la única empresa en lograrlo en España, al reducir sus emisiones de CO2 un 10% más en tan solo un año.

Medidas para alcanzar el objetivo antes de lo previsto

Lidl ha alcanzado su objetivo años antes de lo previsto. Si la meta era reducir en un 20% la huella de carbono logística entre 2014 y 2019, en 2016 ya consiguió superar esta cifra de ahorro de emisiones gracias a la implementación de diferentes medidas. Por un lado, está fomentando el suministro directo del proveedor a las tiendas de aquellos productos de mayor volumen o rotación, como el agua y los refrescos, sin necesidad de tener que pasar por la plataforma logística. Con esta solución ha conseguido reducir notablemente los kilómetros realizados por los camiones.

En el ámbito del desperdicio alimentario, Lidl promueve desde 2014 la donación de mercancía en estado óptimo para su consumo a los bancos de alimentos y ONGs directamente desde las tiendas. Como son ONGs locales, se evitan los largos desplazamientos y, en consecuencia, la emisión de CO2.

Compromiso con el medio ambiente

Además de su política de logística sostenible, Lidl desarrolla otras medidas para minimizar el impacto de la compañía en el medio ambiente. Es el caso del transporte sostenible de mercancías, con la ampliación progresiva de la flota de camiones a gas, la sostenibilidad de sus plataformas logísticas, una gestión de residuos responsablela construcción eficiente de todos los edificios de la compañía,así como el proyecto REset Plastic para reducir el uso de plásticos en todas las tiendas de España.

Objetivos

  • Reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera
  • Disminuir la huella de carbono logística en un 20%

Resultados

lrb.check

0 % de emisiones de CO2

menos en los últimos tres años