Desperdicio alimentario

Desperdicio alimentario

Lidl trabaja desde hace años para reducir el desperdicio alimentario, marcándose como objetivo minimizarlo en un 30% hasta 2025 y en un 50% hasta 2030. Para ello, la compañía implementa distintas medidas de carácter preventivo y reactivo, como una eficiente planificación y gestión de su surtido con pedidos optimizados y ajustados, aplicación de descuentos o la búsqueda de una segunda vida para el excedente de determinados productos. 

Medidas

Pedidos óptimos y ajustados

Se realiza un control constante del stock en las tiendas a través de aplicaciones informáticas para saber qué productos se tienen que pedir en función de la demanda y con cuánta antelación.

Control diario de fechas

Si no se cumplen las expectativas de ventas de determinados productos, se aplica un 30% de descuento a cada uno de ellos al acercarse la fecha de retirada de venta.

Gestión de reutilización

El subproducto de alimentación seca (pan, harina y pastas) de las plataformas logísticas de la península se destina a harina para pienso de animales agrícolas. El subproducto cárnico se reserva para harinas para petfood o se destina a biogás o valorización energética.

Donación de alimentos

Lidl colabora de forma permanente y continuada con unas 40 ONGs locales con el objetivo de dar salida a aquellos productos que generalmente se encuentran próximos a su fecha de caducidad y carecen de valor comercial no siendo, en consecuencia, aptos para su venta, pero sí para su consumo. Solo en el último año, la cadena donó cerca de 3 millones de kg de alimentos.

Transformación de alimentación seca a harina para pienso animal

Desde 2014 la compañía destina productos como el pan, bollería, galletas o legumbres no aptos para el consumo humano y retirados de sus tiendas, a un gestor autorizado que lo transforma en harina para pienso animal. Descubre cómo lo hace en el siguiente vídeo.

Colaboraciones

FESBAL

Federación Española de Bancos de Alimentos

Lidl colabora frecuentemente con la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL). En su última edición de la Gran Recogida celebrada en noviembre, se logró donar hasta 425.000 kg de alimentos. 

AECOC

Asociación de Fabricantes y Distribuidores

La Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) celebra cada año una semana contra el desperdicio alimentario. Lidl se suma a la iniciativa y promueve acciones de sensibilización e información al consumidor. Representantes de la compañía asisten a las comisiones contra el desperdicio alimentario de AECOC.

Bureau Veritas

Bureau Veritas

Lidl logró en junio de 2021 ser la primera cadena de supermercados en lograr la certificación de Bureau Veritas sobre el sistema de gestión para minimizar el desperdicio de alimentos (SG-MDA) en todas sus tiendas y centros logísticos de España.