El modelo de negocio de Lidl se apoya en la protección del medio ambiente. Se trata de un valor integrado en toda la actividad de la compañía, que aporta un valor diferencial a la sociedad.

Lidl es consciente de su impacto medioambiental. Por este motivo, la empresa tiene varios programas con los que se impulsa la reducción de gases y productos contaminantes para el medio ambiente. Las iniciativas más destacadas son REset Plastic, los programas de eficiente energética, residuo cero y las acciones para disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera.
 

Iniciativas

REset Plastic

REset Plastic

En 2018 Lidl se adhirió a la iniciativa del Grupo Schwarz REset Plastic para reducir el uso de plásticos en todas las tiendas de España. Ese mismo año la cadena eliminó las bolsas de plástico para la compra y en 2019 todos aquellos artículos de plástico de un solo uso, sustituyéndolos en algunos casos por papel, como los bastoncillos para los oídos.

Eficiencia energética

Eficiencia energética

Lidl lleva a cabo proyectos para disminuir el consumo y potenciar el uso de energías renovables. En esta línea, el 100% de la energía que se consume en todos los centros de Lidl procede de fuentes renovables.

Medidas de reciclaje

Gestión de residuos

Con el objetivo de reducir de forma continua la huella de carbono en todos los procesos, Lidl trabaja en una gestión adecuada y responsable de todos los residuos generados en tiendas y plataformas logísticas. Todos los centros de la península cuentan con el certificado de Residuo Cero de AENOR, que garantiza que se reciclan el 100% de los residuos generados.

Logística sostenible

Logística sostenible

Lidl lucha contra el cambio climático e impulsa acciones para proteger el medio ambiente. Una de ellas es la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Para cumplir con los objetivos marcados, Lidl aplica políticas sostenibles en la fabricación y procesamiento de sus productos.

Desperdicio alimentario

Desperdicio alimentario

Lidl trabaja cada día para reducir la pérdida de alimentos que anualmente se produce en España. La compañía lleva a cabo diferentes iniciativas para facilitar la venta de los productos antes de que se alcance la fecha de retirada de la venta. Entre estas, la optimización de productos en tiendas para evitar que se acumulen y no se aprovechen.

Save Water

Save Water

En Lidl, la gestión del agua no es solo un desafío en clave de futuro sino también de presente. Consciente de su responsabilidad como gran empresa, la compañía trabaja activamente para promover un uso eficiente de este recurso natural a lo largo de toda la cadena de valor. Lidl quiere también sensibilizar a todos sus clientes en este ámbito, demostrando que con pequeños gestos todos podemos contribuir al ahorro de agua.

Certificado FSC

El Forest Stewardship Council o Consejo de Administración Forestal en español es una organización que vela por una gestión y protección adecuada de los bosques. Esta organización otorga certificados a aquellas empresas cuyos productos contienen materiales certificados por FSC.

En Lidl, los ecoenvases de frutas y verduras Bio están compuestos por un tipo de celulosa certificada por FSC, así como una malla de fibra vegetal 100% compostable. Asimismo, Lidl trabaja para que a finales de 2025 se utilicen materiales reciclados o fibras vírgenes con certificado FSC en todos los artículos Food y Near-Food, incluidas las referencias para el hogar y cosméticos.

En casos excepcionales, Lidl prevé utilizar material certificado PEFC -Asociación para la Certificación Española Forestal- en aquellos productos en los que no sea posible disponer de materia prima certificada FSC.

Residuo Cero AENOR

Lidl recicla el 100% de los residuos que se generan en las plataformas logísticas de Lidl en la península así como todos aquellos que proceden de tienda mediante la fórmula de logística inversa. En este sentido, AENOR ha reconocido la estrategia de la compañía con el sello de Residuo Cero.

Con esta certificación, AENOR acredita la gestión, clasificación, valorización y recuperación de todos los componentes de forma centralizada que realiza Lidl en sus centros. De esta forma, la compañía los reintegra en el sistema como nuevos recursos o materias primas y evita el desperdicio.

Cadena de Frío AENOR

Lidl es la única empresa del sector en España con la cadena de frío certificada. Esto garantiza que el producto conserva su frescura y calidad en todo momento, desde que es producido hasta su puesta a la venta.

Lean and Green

Lidl ha reducido en un 30% sus emisiones de CO2 en la cadena de suministro en los últimos dos años. El compromiso de la compañía por disminuir su impacto en la huella de carbono le ha valido la segunda estrella Lean & Green.

Lean & Green es la mayor plataforma de colaboración europea dirigida a reducir las emisiones asociadas a la cadena de suministro. La asociación incentiva a las empresas a reducir sus emisiones de CO2 en al menos un 20% en un plazo máximo de 5 años, objetivo que Lidl alcanzó hace varios años.

Certificado ISO 50001 de eficiencia energética

Lidl ha recibido el certificado ISO 50001 de Dekra por la gestión energética que realiza en todas sus tiendas, plataformas logísticas y oficinas en España. Esta normativa obliga a las empresas certificadas a asumir un compromiso permanente con la gestión energética eficiente en sus instalaciones, evaluando su desempeño energético y desarrollando un plan de mejora continua. Lidl ha implementado un plan de eficiencia energética mediante el cual registra y analiza el consumo energético de todos sus centros.

BREEAM

Lidl cuenta con el certificado BREEAM, una asociación de más de 25 años de trayectoria que evalua y certifica la sostenibilidad de los edificios y favorece una construcción más sostenible. Todos los centros de Lidl estánconstruidos de manera sostenible, lo que comporta beneficios económicos importantes -reducción del consumo energético, de agua, funcionamiento y mantenimiento- así como medioambientales -reducción del CO2, gestión responsable de los residuos y calefacción con baja tasa de emisión de óxido de nitrógeno.

Certificado DGNB

Lidl ha recibido el certificado DGNB desarrollado por el Green Building Council (GBC). Se trata de una herramienta internacional, basada en normas y estándares europeos que certifican la sostenibilidad de edificios. Este certificado ratifica que los centros de Lidl consumen recursos de manera responsable con el medio ambiente así como gestionan de manera adecuada los residuos que generan. Además, valora aspectos como la calidad técnica del edificio, la calidad en el proceso de construcción, tiene en cuenta el emplazamiento y aspectos socioculturales y funcionales.

Certificado de Energía verde

Lidl cuenta con la certificación de Energía Verde, que corrobora que toda la energía que la compañía utiliza en sus tiendas, plataformas logísticas y oficinas centrales es de origen 100% renovable, ya sea de origen solar, eólico, hidráulico o biomasa y, en consecuencia, no emite gases de efecto invernadero perjudiciales para el medio ambiente.