El modelo de negocio de Lidl se apoya en la protección del medio ambiente. Se trata de un valor integrado en toda la actividad de la compañía, que aporta un valor diferencial a la sociedad.

Lidl es consciente de su impacto medioambiental. Por este motivo, la empresa tiene varios programas con los que se impulsa la reducción de gases y productos contaminantes para el medio ambiente. Las iniciativas más destacadas son REset Plastic, los programas de eficiente energética, residuo cero y las acciones para disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera.
 

Iniciativas

REset Plastic

REset Plastic

En 2018 Lidl se adhirió a la iniciativa del Grupo Schwarz REset Plastic para reducir el uso de plásticos en todas las tiendas de España. Ese mismo año la cadena eliminó las bolsas de plástico para la compra y en 2019 todos aquellos artículos de plástico de un solo uso, sustituyéndolos en algunos casos por papel, como los bastoncillos para los oídos.

Eficiencia energética

Eficiencia energética

Lidl lleva a cabo proyectos para disminuir el consumo y potenciar el uso de energías renovables. En esta línea, el 100% de la energía que se consume en todos los centros de Lidl procede de fuentes renovables.

Medidas de reciclaje

Gestión de residuos

Con el objetivo de reducir de forma continua la huella de carbono en todos los procesos, Lidl trabaja en una gestión adecuada y responsable de todos los residuos generados en tiendas y plataformas logísticas. Todos los centros de la península cuentan con el certificado de Residuo Cero de AENOR, que garantiza que se reciclan el 100% de los residuos generados.

Logística sostenible

Logística sostenible

Lidl lucha contra el cambio climático e impulsa acciones para proteger el medio ambiente. Una de ellas es la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Para cumplir con los objetivos marcados, Lidl aplica políticas sostenibles en la fabricación y procesamiento de sus productos.

Desperdicio alimentario

Desperdicio alimentario

Lidl trabaja cada día para reducir la pérdida de alimentos que anualmente se produce en España. La compañía lleva a cabo diferentes iniciativas para facilitar la venta de los productos antes de que se alcance la fecha de retirada de la venta. Entre estas, la optimización de productos en tiendas para evitar que se acumulen y no se aprovechen.

Save Water

Save Water

En Lidl, la gestión del agua no es solo un desafío en clave de futuro sino también de presente. Consciente de su responsabilidad como gran empresa, la compañía trabaja activamente para promover un uso eficiente de este recurso natural a lo largo de toda la cadena de valor. Lidl quiere también sensibilizar a todos sus clientes en este ámbito, demostrando que con pequeños gestos todos podemos contribuir al ahorro de agua.

Certificados